subvenciones

Tanto las Administraciones españolas (central, autonómica y local) como la Unión Europea publican, sistemáticamente, programas de ayuda a empresas y emprendedores para financiarse a través de ayudas públicas. Hacer la solicitud de Subvenciones en tiempo y forma, esto es, cumpliendo los plazos señalados y entregando la burocracia exigida, tal y como se determina en las convocatorias, es la única manera de garantizar la entrada (con arreglo a Derecho) en los procedimientos de adjudicación. Sin embargo, por desconocimiento, ausencia de publicidad de los organismos oficiales o, sencillamente, falta de tiempo, pymes, autónomos y emprendedores pierden ocasiones únicas de acceder tanto a vías de financiación públicas como a créditos en entidades privadas en condiciones ventajosas. Derrochan un capital precioso para ser destinado a nuevas inversiones.

En la actualidad, la tasa de concesión de créditos se sitúa en el 35 % de las solicitudes que las empresas españolas realizan en entidades bancarias de ámbito privado. Por ello, estar al corriente de las partidas destinadas a la financiación pública de empresas es crucial para combinarla con los créditos privados y alcanzar, de este modo, los objetivos de capital deseados. Es la alternativa que les queda a muchas compañías, sobre todo, ahora, en una etapa de postcrisis, cuando las dificultades de acceso crediticio aún se palpan en el ambiente.

La mejor guía de implantación de subvenciones públicas es, sin duda, la revisión periódica y constante de la web del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, en la que se expresan con meridiana claridad los plazos de apertura de las convocatorias de concesión de ayudas a los veinte sectores en los que se subdividen (Agrario, Cultura y Comunicación, Comercio, Pesquero y Minero, entre otros), para las 17 Comunidades Autónomas y 2 Ciudades Autónomas que componen el territorio nacional. Esto, en cuanto a España.

Búsqueda de resultados

Desde una sencilla interfaz, lo cierto es que los empresarios pueden acceder a la información de todas y cada una de las ayudas, en los diferentes ámbitos de la Administración, y, en este sentido, destacan, además de los 74 programas de subvenciones de la Administración central, los 118 que provee el Gobierno del País Vasco y 98 de Cataluña.

Asimismo, haciendo clic en la casilla de “Búsqueda avanzada”, los interesados pueden afinar sus criterios en virtud de “subsectores” o “conceptos subvencionables”. Tenga en cuenta el lector que cada programa de ayudas arroja una dosis de información que podría hacer un tanto ardua su lectura, así como las tramitaciones que se exigen.

La Unión Europea, por otro lado, cuenta con su propio programa de ayudas y subvenciones a empresas. Las autoridades comunitarias, en este sentido, diferencian 12 sectores, entre los que destacan los 39 programas de ayudas creados para Investigación y Desarrollo y los 18 de Cultura y Comunicación. Cada uno de ellos halla la misma problemática que en el caso anterior: las empresas, a pesar de cumplir con los criterios y requisitos por los que se les concede la aptitud para poder recibir dichas ayudas, no encuentran tiempo para gestionar con éxito todo aquello que las vías de financiación pública les otorgan.

Principales beneficios de contratar una consultoría especializada.

Expuesto lo anterior, la solución pasaría por contratar los servicios de una consultoría especializada en solicitar la subvención personalizada para cada caso, algo que no es tarea fácil, si uno se fija en los no pocos formalismos que exigen las Administraciones y los organismos autorizados a la hora de cursar los registros. Sin embargo, el expertise de estas empresas, organizadas en torno a especialistas consultores al día en las últimas ofertas de financiación pública, supone la tabla de salvación para muchas empresas y autónomos emprendedores cuyo futuro depende, en gran medida, del cash flow para no quebrar.

Por todo ello, hay que destacar tres grandes ventajas que ofrece la contratación de una empresa especializada en consultoría y adjudicación de ayudas públicas a los entes de la economía:

Seguridad en la tramitación.

Los servicios de consultoría conocen los plazos a los que están sujetas las ayudas públicas, algo imprescindible para efectuar su solicitud a tiempo y no ser descartados por cumplir los exigentes requisitos formales a los que están sujetas las ayudas. Controlan las vías de financiación públicas como nadie y realizan unanálisis pormenorizado de los proyectos de sus clientes, para identificar tanto oportunidades como amenazas. Todo ello crea un clima de confianza y seguridad muy apreciado por las empresas, que, a partir de estos servicios, acceden en condiciones óptimas a la pedida de ayudas públicas.

Minimización de riesgos.

La justificación de subvenciones es obligatoria en cada solicitud de ayudas. Todos los programas arrojan ciertos criterios que hay que cumplir sin excepción para acceder en igualdad de condiciones con respecto a todos los demandantes. Los servicios de consultoría estratégica, en este sentido, se encargan de recabar la documentación relevante, así como de diseñar planes y folletos expositivos, para captar el mayor porcentaje de financiación posible. Como profesionales en la justificación de subvenciones, conocen al detalle cómo elaborar planes financieros y de negocios para “convencer” definitivamente a los mecenas. Algo que, sin duda, favorecerá la situación a corto plazo de sus clientes.

Proactividad en la ayuda de recursos públicos.

El crecimiento del negocio de sus clientes está en el punto de mira, en todo momento, de las empresas especializadas en consultoría estratégica para la solicitación e implantación de Subvenciones públicas. Por ello, dedican grandes recursos al estudio de las nuevas oportunidades que emergen tanto en el ámbito supranacional como en los nacionales, regionales y locales y, en función de su naturaleza y gracias al conocimiento adquirido, están en plenas condiciones de juicio para asesorar de forma personalizada sobre la conveniencia o no de solicitar las ayudas y subvenciones, en su fase de convocatoria.

En resumen, los gerentes y administradores de los negocios, así como los emprendedores, obvian frecuentemente los canales de financiación pública que ofrecen las Administraciones y los organismos que los rigen. De ahí la importancia de contratar mensualmente o acudir de forma periódica a consultoras especializadas en la concesión de ayudas públicas y privadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solve : *
9 + 30 =


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba